El cajón del arte | BENJAMÍN PALENCIA
17901
page-template-default,page,page-id-17901,page-child,parent-pageid-18020,ajax_fade,page_not_loaded,qode-page-loading-effect-enabled,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-14.3,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
PALENCIA, Benjamín-600
BENJAMÍN PALENCIA

Fundador de la Escuela de Vallecas en 1929 junto al escultor Alberto Sánchez, Benjamín Palencia fue un pintor completamente autodidacta que prefirió aprender de Velázquez o del Greco antes que en ninguna Academia. A lo largo de su trayectoria artística se pueden diferenciar diferentes etapas marcadas por su recorrido vital, muy influenciado por la cultura de vanguardia del momento y en especial por Juan Ramón Jiménez y la generación del 98. Comienza con una etapa que responde al nuevo clasicismo imperante en aquella época en Madrid, una tradición figurativa depurada con alguna influencia tardocubista. A finales de la década se traslada a París donde conocerá a Picasso y Miró, a los que se irá aproximando estilísticamente.

 

Tras su vuelta de la capital francesa y la fundación de la Segunda Escuela de Vallecas en 1942, Palencia se convierte en uno de los artífices del resurgimiento del paisaje castellano junto a Álvaro Delgado o Carlos Pascual de Lara entre otros. Representará el paisaje con una estética próxima al surrealismo, a lo que añadirá el empleo de materiales extraídos del propio paisaje, algo inusual para la época y que se calificó como surrealismo telúrico. En 1946, manteniendo la temática del paisaje, inicia una nueva época en su obra, caracterizada por una mayor libertad formal y un color encendido de raíz fauve que mantendrá hasta su fallecimiento en 1980.

 

 

CV

OBRAS
PALENCIA, Benjamín-600